domingo, 14 de diciembre de 2014

Bellas Artes, un lugar para ser tú

Bárbara Salvatierra


Una persona común y corriente puede pensar que todos allí están dementes. Pero ustedes que leen, ustedes que se interesan en esto, saben que la demencia, es en esencia, un arte de vida y que están así o más locos, que aquellos que recorren las calles de tan hermosa zona pintada de mil colores, que refleja el alma de cada uno de los artistas que la habitan.
En Caracas encontramos lugares con los que a diario nos identificamos. Y es que la ciudad no solo se basa en centros comerciales como el famoso "Sambil", más allá de eso, hay sitios en los que tu esencia puede transformarse una y otra vez, y regresar a su estado habitual lleno de buenas energías. Por ello, se hace necesario detener el paso y pensar en qué lugar exactamente vamos a pasarla bien. Es así cómo llegamos entonces a "Bellas artes, un lugar para ser tú"

La curiosidad y las ansias por realizar cosas nuevas, se hace prioridad. Hay jóvenes pintores, que reposan sobre suelos y pintan hojas cayendo de aquellos enormes árboles prestadores de sombra. Hay también, "chamos" que comparten sus historias, las escriben y las viven una y otra vez. Los prejuicios no tienen pase a estas calles que parecen de antaño y sobreviven en el ahora. Las etiquetas que la sociedad usa a menudo para identificar a un grupo de personas con gustos distintos, no tienen cabida ni entrada en estos cimientos de grandeza.
Puedes ir con un sombrero de plumas y eso, parecerá agradable. La vista no se arruga con lo cada quien desea expresar al vestirse y pensar "diferente". Todos van a su ritmo, puedes sentarte, beber un café y comer una torta - feliz, tal vez- y pensar en que aquello es una escena de Alicia y el país de las maravillas, porque eso es lo que ves en cada paso, cada suspiro, cada sonrisa, cada cuerpo saltarin de felicidad.
En el camino encontrarás artesanos que ofrecen gran variedad de accesorios distribuidos entre pulseras, collares, bolsitos, sandalias de cuero, pipas, anillos, entre otras peculiares creaciones, que atraen sin más. Asimismo, podrás encontrar vendedores de libros desde los más antiguos hasta los más nuevos y por si fuese poco, una ola de olor a varitas de inciensos de todos los tamaños y esto es porque como dije, parece casi de otro mundo.

"Bellas Artes, no solo representa calles con edificios y semáforos, representa también la libertad para todo aquel que desea escapar de lo común porque es un lugar para ser tú"